fbpx
Estética

Las claves del make up nocturno

A continuación, les compartimos las tendencias y productos que recomendamos para un maquillaje de noche:

Foco en ojos. La mirada se intensifica gracias a un sombreado esfumado. Los lápices delineadores de ojos rígidos (o esfumados también) y los delineadores líquidos brindan una mirada felina, sexy y sofisticada que solo esos productos pueden lograr. Los colores y los brillos que ofrecen algunas paletas de temporada dan luz a la mirada para un look fresco y lleno de vida.

Foco en boca. Labiales mate o brillos de labios están en sintonía con la temporada. El objetivo es lograr labios definidos, pulposos y atractivos. La clave es dar con el tono perfecto para cada persona, teniendo en cuenta su colorimetría. Se puede pasar de una boca fresca de día a una sexy de noche. Un labial intenso en la cartera hace que cambie por completo el look.

El clásico rojo es un must a la hora de recomendar. Ahora bien, ¿qué rojo va mejor según la persona? Para las morochas, son ideales los rojos bordó, amarronados y anaranjados. En cambio, para las rubias, van mejor los rojos más fríos, azulados, tipo cereza, o rojo manzana, más vibrantes.

Foco en piel. Las pieles satinadas, luminosas, frescas y traslúcidas se destacan inclusive bajo las luces más tenues. Las bases luminosas ganan terreno en el mercado y entre las consumidoras de todas las edades. Los correctores cubritivos y livianos, a su vez, terminan de esculpir e iluminar el rostro para un acabado impecable.

Maxipestañas. Tupidas, gruesas, definidas y bien arqueadas, las pestañas siempre definen la mirada. La abren y dan un look súper femenino y audaz para la noche. Son indispensables para modificar un make up de día a uno más nocturno.

Lápiz delineador de ojos color negro. Se puede delinear la línea de agua (e inclusive la línea de agua superior) para intensificar la mirada.

Polvo tonalizador. Permite esculpir, dar dimensión y tonalidad a un rostro plano o muy uniforme.

Iluminador líquido. Borra signos de cansancio, refresca el maquillaje -añadiendo puntos de luz- y “limpia” cualquier rastro de maquillaje corrido o degradado con el pasar de las horas. Se coloca en la zona de las ojeras y en las comisuras de la boca, para dar luz y cuerpo a los labios.

Iluminador en polvo. Da un extra de brillo a la piel si se ve opaca y sin luz. Especial para pómulos, punta de la nariz y arco de cupido.

Polvo volátil. Permite, con muy pocos movimientos, dejar una piel impecable y aterciopelada, con un efecto de base «recién puesta».